Cosmética para veganos… ¡y para no veganos!

18

Ser vegano es algo más que no consumir alimentos de procedencia animal, es toda una filosofía que marca todos los aspectos de la vida. Según la Asociación Vegana Española, ser vegano es “una alternativa ética al consumo y a la dependencia de productos no adaptados a las necesidades físicas y espirituales del ser humano, como la carne, el pescado, los lácteos, los huevos, la miel, los productos derivados de los animales y otros artículos de origen animal como el cuero y las pieles”

Pero… ¿eso qué quiere decir exactamente? y a nivel del cuidado personal ¿si soy vegan@ tengo que tener algo en cuenta? ¿Existe la cosmética para veganos? Pues la respuesta es que sí, que tienes que tener en cuenta muchas cosas y sí, existe cosmética para veganos.

Cosméticos no testados en animales

Uno de los puntos fundamentales para los veganos es que los productos cosméticos no hayan sido testados en animales. En un principio eso ya está regulado, porque el 11 de marzo de 2013 entró en vigor en Europa la última fase para la eliminación progresiva de los ensayos de productos cosméticos en animales. Según esta normativa, no se podrán comercializar en los países de la Unión productos cosméticos en cuyo desarrollo se haya experimentado en animales. La Directiva 2003/15/CE introdujo disposiciones relativas a los ensayos con animales en la Directiva 76/768/CEE sobre cosméticos. En consecuencia, la experimentación con animales en la Unión ya está prohibida desde 2004 para los productos cosméticos y desde 2009 para los ingredientes cosméticos (“prohibición de experimentación”). Desde marzo de 2009, también está prohibida la comercialización en la Unión de productos cosméticos que contengan ingredientes experimentados en animales (“prohibición de comercialización”).En lo que se refiere a las consecuencias más complejas para la salud humana (toxicidad por administración repetida, incluidas la sensibilización cutánea y la carcinogenicidad, así como la toxicidad para la función reproductora y toxicocinética) la fecha de la prohibición de comercialización se amplió al 11 de marzo de 2013.

Sin componentes de origen animal

Otro de los requisitos para que un cosmético pueda ser considerado vegano es que no tenga activos de origen animal. Hoy en día alguno de ellos son sustituidos por su símil sintético, pero no está de más buscar la lupa e investigar en la lista de activos presentes en el cosmético. Algunos de los más habituales son los derivados de la abeja –como la miel, la jalea real, el propóleo, el veneno de la propia abeja–, la leche, la lana de la oveja, los aceites animales –como el de hígado de balacalo, de tirburón, de tortuga, de visión, de cisne…–, la baba del caracol, el veneno de la serpiente… Incluso los peines de carey, los cepillos de cerda y los pinceles de pelo natural de marta, pony, etc. están prohibidos para los veganos.

Algunas propuestas para veganos y para no veganos

Douglas

Douglas

Muchas de las marcas más concienciadas con todo lo natural disponen ya de múltiples productos destinados al consumidor vegano. Ese es el caso, por ejemplo de la firma de maquillaje Urban Decay, Lush, The Body Shop, Douglas…

Cleasing Foam, de Douglas Naturals. Natural y efectiva, así es esta espuma desmaquillante y de limpieza facial, que elimina la suciedad y el maquillaje fácilmente mientras reduce el exceso de grasa y sebo de la piel, así como las células muertas que se acumulan en los poros. Tiene una textura suave que hidrata y revitaliza, a la vez que es antioxidante gracias a su alto contenido en jengibre. Contiene también extracto de camomila, que relaja la piel y la deja aterciopelada. Su precio: 9,95€.

Mi Rebotica

Mi Rebotica

Aceite de Rosa Mosqueta, de Mi Rebotica. Conocido por sus beneficios como ingrediente anti-edad y como excelente cicatrizanate, el aceite de rosa mosqueta aporta elasticidad y promueve la regeneración cutánea, mitigando cicatrices, estrías y manchas. Rico en ácidos grasos Omega y vitaminas A, C y E. Su precio: 10,39€/30ml.

Ami_Iyok-Celucombat-Bellezaactiva

Ami Iyök

Cellucombat, de Ami Iyök. Anticelulítico de formulación orgánica, perfecto para combatir la retención de líquidos y diluir los nódulos adiposos de grasa que se acumulan en muslos, nalgas y barriga. Cacao, Cafeína, Fucus, Hiedra, Rusco y Limón actúan sinérgicamente ofreciendo propiedades reductoras, reafirmantes, drenantes, lipolíticas y detoxificantes que mejoran su eficiencia. Junto con el Tens Up, activo biotecnológico, actúa tensando visiblemente y ofreciendo un efecto lifting inmediato. Su precio: 105 €.

Lush

Lush

Montalbano, de Lush. Champú sólido formulado con aceite de limón de Sicilia, olivas y romero. Las aceitunas verdes mejoran la resistencia a la tensión del cabello y el absoluto de romero limpia y equilibra el cuero cabelludo. El aceite de limón de Sicilia y el zumo de limones frescos recién exprimidos harán que el pelo brille de la raíz a las puntas. Este extravagante champú a la siciliana, toma su nombre del inspector Montalbano, uno de los personajes de las novelas italianas de detectives favoritas. Han añadido caramelo carbonatado para recrear el sonido del arma del detective en su caza del villano mafioso. Su precio: 8.95€/55g.

The Body Shop

The Body Shop

Esmalte de uñas Color Crush, de The Body Shop. Esmalte de uñas  con 24 tonalidades, agrupadas en 8 familias formulada sin formaldehído, resina de formaldehído, alcanfor ni tolueno. Además no amarillea las uñas (aplicar siempre con el esmalte transparente protector), su color es duradero, de alta cobertura, secado rápido, resistente a los golpes y no se astilla. Su precio: 7€.

 

Deja aquí tu comentario

18 comentarios

    • avatar

      Adriana, junto a cada producto encontrarás el precio. El producto de Douglas lo puedes encontrar en las perfumerías Douglas, el de The Body Shop también en sus propias tiendas, igual que el de Lush y el resto en perfumerías.

  1. avatar

    ya había leído esta entrada, pero he vuelto a releerla ya que estoy más pendiente de estas cosas, y estoy cambiado marcas y mirando más los productos… algunos me gustan mucho, pero a veces como consumidores tenemos que mirar más allá… Un saludo 😉

  2. avatar

    yo cada vez utilizo mas productos que sean naturales, aunque no renuncio a un buen producto de laboratorio, creo que también ellos cada vez utilizan más productos naturales

  3. avatar

    Quedaos con esta firma, Ami Iyök, es fabulosa, sus ingredientes son de origen orgánico!!!
    Además es nacional… bueno fomentar el consumo con marcas de la tierra, no? jeje

  4. avatar
    Caty Sicilia on

    Uy, el champú “siciliano” lo tengo que probar, aunque sólo sea para hacer honor al nombre… Y tiene que oler de maravilla! Un beso chicas!

    • avatar

      Pero cuidado, que todo lo natural tampoco es inocuo! La naturaleza pone a nuestro alcance productos que pueden ser perjudiciales para nuestra salud…

    • avatar

      Lo importante, Ángeles, es que te sientas cómoda con los productos que utilices y consigas los objetivos que persigues. Si no eres vegana no tienes por qué utilizar productos veganos. 😉

  5. avatar
    Marina Martín on

    Sólo puedo daros las gracias por la entrada, ahora tengo muy en cuenta todas estas cosas y últimamente miro listas de marcas que testan en animales y no, y bueno, teniendo más responsabilidad a la hora de elegir los productos que compro. Un post genial 😀
    Un fuerte saludo