Perfume

Concurso de relatos cortos con Diesel: tu enfado y reconciliación ¡tienen premio!

Comments (66)
  1. María Rosa dice:

    Ángels. ¿Cuándo sabremos el resultado del concurso?
    Gracias.
    María

    1. Àngels dice:

      El 14 de febrero publicaremos los resultados María.
      Gracias a ti y un beso!

  2. Andrés dice:

    Nuestro enfado se produjo la primera primavera que vivimos juntos, cuando llegó la época de la siembra de las hortalizas. Los dos somos técnicos del campo pero, al proceder de diferentes zonas, tenemos distintas formas de hacer las cosas y no nos pusimos de acuerdo en cómo realizarlas. Para cada uno era mejor la nuestra y siempre acabamos discutiendo hasta el punto que acabamos diviendo el huerto en 2 y cada uno se ocupó de lo suyo. Cada vez que coincidíamos en el huerto era una disputa y al final en unas cosas tenía yo razón y ella en otras. Cuando llegó la recogida del fruto decidimos no discutir más por esto, coger lo que nos había ido mejor a cada uno y disfrutar, porque el amor está por encima de todo y los éxitos en solitario no se disfrutan.

    1. Àngels dice:

      Gracias por participar Andrés!

  3. Isaac dice:

    Cuando nos casamos mi mujer y yo nos fuimos a vivir a un pueblo pequeño donde teniamos que utilizar el coche para todo. A mi no me gustaba que mi mujer cogiese mi coche pero tampoco teníamos dinero para comprar otro. Al año de casados tuvimos nuestro primer hijo y mi mujer por las tardes cogía el coche y al niño y se iba a ver a su madre a otro pueblo. Un día me enfade con ella y la dije que no tenía que coger el coche y menos llevar al niño en el coche, que se matase ella pero que al niño no, entonces tuve una bronca muy fuerte y mi mujer se fue con el niño a vivir en casa de sus padres. Recapacite que había sido muy machista y me había pasado, entonces decidí trabajar unas horas más y ganar más dinero para comprar otro coche. Compré otro coche y me presenté en casa de mis suegros con el coche y la hice entrega de las llaves. A partir de este momento nuestra relación se convirtio en el auténtico amor, el uno para el otro y después de 39 años casados no nos hemos vuelto a separar ni un momento.

    1. Àngels dice:

      Felicidades Isaac! Rectificar es de sabios!

  4. María Felipa dice:

    Es una historia muy común entre todas las parejas, cuando conoces a una persona y ya eres pareja oficial la gente te pregunta ¿Cuando te casas u os vaís a vivir juntos? Una vez que este paso ya se ha dado, la siguiente pregunta es ¿Cuando teneís hijos o familia? y nuestra guerra vino por esta última pregunta, a mi no me gustaban los niños y quería disfrutar de mi, decía que un hijo te cambia la vida, que es una responsabilidad para siempre, que un hijo es peor que una hipoteca y claro estos comentarios a mi marido no le gustaban oirlos porque él era muy niñon. Con este tema en nuestra relación hubo una distancia durante un largo periodo de tiempo, viviamos en la misma casa pero haciamos vida de solteros como estudiantes cuando comparten piso.
    Y que surgio un buen día, pues a mi me gusta participar en promociones, sorteos, etc…. y en un sorteo me toco una trona de bebé muy chula y cuando me llegó a casa la coloqué en la cocina. Cuando mi marido la vio vinó a mi habitación a preguntarme que significaba una trona en la cocina y a partir de este momento volvimos a ser una pareja normal y con un niño que nos hace cada día ser más felices.

    1. Àngels dice:

      Felicidades Maria Felipa! Gracias por compartirlo!

  5. Lucia dice:

    Un verano mis amigas y yo nos fuimos de vacaciones a Los Fiordos Noruegos, en este viaje tan espectacular conocí a un chico que me llamó mucho la atención, me gustaba como hablaba, me sentía muy bien a su lado y el último día del viaje comenzamos a salir como pareja. Después de pasar dos años de noviazgo decidimos casarnos, pero en el viaje de novios tuvimos una gran discusión por el tema de los regalos de la boda, que si su familia le había echo más regalo que la mía, los amigos no se habían portado bien y al final este tema típico de discusión nos llevo a venir separados del viaje de novios.
    Al año siguiente de estar separados me fui de vacaciones con una nueva pareja a Estambul y cenando en un restaurante que casualidad entró mi exmarido con su actual pareja, yo me sentí muy mal, no sabía que hacer, donde meterme, pero él se acercó a saludarme muy educadamente y estuvimos hablando de cosas de Estambul.
    Al día siguiente de llegar a España recibí una llamada con número oculto y era mi ex, para ver si podíamos quedar y hablar algún tema. Quedamos, estuvimos hablando y como entre nosotros había un amor profundo y unos sentimientos de verdadero amor volvimos a ser pareja y ahora somo una pareja con dos hijos muy felices.
    El verdadero amor lo unio todo.

    1. Àngels dice:

      Gracias por contarlo Lucía!

  6. carmen campoy dice:

    Día 8 de enero:
    Querido diario: Hoy hace un año que Lucas y yo estamos juntos . Es extraño porque siento como si no fuésemos realmente una pareja, ya que nuestra relación es más de amistad que de otra cosa , verás no nos damos ningún beso, ni ninguna otra muestra de afecto del estilo. Al principio esto me gustaba , eramos una pareja especial, pero ahora voy por la calle y veo parejas cogidas de la mano , abrazadas o besándose, y esto me hace recordar que yo no tengo ese feeling con mi novio. Además , creo que ambos estamos enamorados de otra persona. Él coquetea con Laura ,y Nacho conmigo. Por eso he decidido que , como ninguno de los dos se ha atrevido antes a terminar con esta mentira que tenemos por relación, voy a ser yo la que lo haga , no quiero sufrir más.

    Día 20 de enero:
    Querido diario: Ha pasado casi un mes desde que Lucas y yo acabamos con nuestra relación amorosa tan poco amorosa. A la semana siguiente, al llegar al instituto nadie me hablaba , todo el mundo me ignoraba y cuchicheaba sobre mi a mis espaldas. Ese día Lucas no vino a clase , ni el resto de la semana. No fue hasta el último día de la semana , cuando Laura me hecho en cara que Lucas estuviera mal, que descubrí lo que estaba pasando. Laura y Nacho me lo contaron todo. Lucas no había venido a clase en toda la semana porque estaba en el hospital. Tras haber cortado con él , Lucas estaba tan triste que se emborracho hasta que le llevaron al hospital en ambulancia por un coma etílico. Inmediatamente después fui a visitarle al hospital . Habitación 236, allí se encontraba él. Hablamos largo y tendido. Me dijo que él si que me quería , que sentía no haberme tratado como merecía . Yo no podía creer lo que estaba oyendo . En ese momento me di cuenta de que si a él le pasaba algo malo yo me moriría . Eso significaba que yo aun seguía sintiendo algo por él . Al acabarse el tiempo de las visitas él me besó y, además, me preguntó si querría aventurarme en una segunda oportunidad , en una segunda relación, esta vez sería de verdad. Le respondí que si. Me dijo que moriría por esta relación. Al día siguiente cuando fui a visitarle , la habitación 236 estaba vacía . Fui a preguntarle a una enfermera si sabía algo , y me respondió que él había muerto esa misma noche por una parada cardiorespiratoria . Escribo las últimas lineas de mi vida, una vida digna de vivir. He llegado a la conclusión de que si continuo con esta vida , no estaré siendo franca conmigo, y deseo reencontrarme con Lucas así que esto es lo que necesito. Él me dijo que moriría por esta relación y cumplió su promesa. Él me dijo que a partir de ahora nuestra relación si sería de amor, y puesto que me voy a reencontrar con él, esta promesa también la cumplió.

    1. Elisabet dice:

      Gracias Carmen.

  7. Natalia dice:

    Nos conocimos hace ya tiempo, en plena adolescencia. Éramos un grupo de chicas y a dos de nosotras nos molaba el mismo chico. Siempre andábamos tonteando con su grupo de amigos, no nos hacían mucho caso pero nosotras insistíamos y finalmente yo conseguí que el que es ahora mi pareja se fijara en mí. Mi amiga decía que no le importaba pero según mi opinión parece que siempre ha habido un algo desde entonces. Los años pasaron, cada uno hicimos nuestra vida y mi amiga conoció a un hombre sensacional. Siempre mantuvimos la relación como si de aquel entonces no hubiera pasado nada aunque yo no me olvidaba que era algo que le había hecho daño. Ella tuvo mala suerte y sufrieron un accidente de tráfico, en el que su marido falleció. Entonces ella empezó a venir más por nuestra casa, nos veíamos muy a menudo hasta el punto que yo me puse un poco celosa. Parecía que con mi marido hablaba en clave algunas cosas, un día le pillé hablando con ella por teléfono y le mandaba muchos mails. Aunque ahora que lo analizo todo era normal yo me puse paranoica acordándome del pasado en que siempre le había gustado y un día le monté un numerito. Le dije de todo, que me estaba engañando … cosas muy fuertes y dejé de hablarle. No llegamos a separarnos pero vivíamos como dos desconocidos: cada uno encerrado en una habitación, cocinando lo suyo, usando cada uno su baño, …. Llegó el día de mi cumpleaños y cuando volví del trabajo encima de mi casa tenía un regalo. Pensé que solo podía ser de él y de momento lo tiré encima de la mesa. Luego recapacité y lo abrí, era un album de fotos de toda mi vida, incluida la etapa en la que el grupo de amigas tonteábamos con su grupo. Todos aquellos mails y palabras en clave eran debidos a la búsqueda y recopilación de todas aquellas fotografías, aquellos recuerdos. Salí a buscarle, a pedir perdón a los 2. Él me perdonó y no he vuelto a desconfiar. Todavía estoy avergonzada de mi actitud y pido porque no me vuelva a suceder. Ese bonito detalle y esa reconciliación aumentaron nuestro amor y espero que no se vuelva a resquebrar.

    1. Elisabet dice:

      Las fiestas sorpresa y los regalos sorpresa en ocasiones son un peligro… afortunadamente el malentendido se resolvió. Muchas felicidades por ese final feliz!!!

  8. vicente conejro dice:

    Mi chica tiene la sonrisa traviesa, una mirada que te hechiza y el rock and roll le corre por las venas. Es dulce y al mismo tiempo te quema, Es cariñosa y al mismo tiempo no quiere sentirse atada, pero nunca me han querido y comprendido como ella lo hace. Desde que la conocí escribió su nombre en mi corazón como cortado con diamante, su voz ha pasado a ser la banda sonora de mi vida y su perfume me aocmpaña todo el día recordándome la suerte que tengo porque un hada ( pero de las que visten de cuero y tachuelas) ha venido a concederme todos mis deseos.
    Sólo hemos tenido una disputa y fué el día que le presente a mi familia que es muy conservadora. Ella no quería conocerlos, por miedo a no gustarles y por no querer fingir algo que no es, una chica convencional y que no destaca entre todas.
    Pero por agradarme aceptó, y por supuesto se vistió como a ella le gusta. Al rato ya se habían acostumbrado a su estética, pero el problema vino cuando sacaron el tema de vivir juntos sin estar casados y que tendríamos que ir pensando en hablar con el párroco para pedir fecha de boda. Entonces ella con su naturalidad y cultura histórica empezó a decir que nunca se casaría por un rito en el que no se permite a las mujeres hacer lo mismo que los hombres y en el que no se respeta la orientación sexual, ni les importa que la gente se contagie enfermedades y demás cosas con las que ella no está de acuerdo.
    Es de poco diplomática, pero es incapaz de no decir lo que piensa, de ser infiel a sus creencias y de ser defensora de las causas perdidas. Despues de esa comida discutimos porque le eché en cara no haberse callado y haber dicho a todo que si, y ella me miraba como diciendo » Sabes que no puedo ser lo que no soy» Y por eso la quiero aún mas, por ser distinta, por ser fuerte, por luchar y no importarle perder.
    De eso han pasado tres años y al final mi familia la quieren con locura y mi madre es la envidia de sus amigas por tener una nuera tan distinta. Y yo cada día que paso a su lado sin ataduras, sin promesas firmadas, solo hechas con el corazón, soy el hombre mas afortunado del mundo, no esperba que la vida me diera tanto.

    1. Àngels dice:

      Gracias por contárnoslo Vicente!

  9. nuria fernández muñoz dice:

    Somos distintos, pero somos uno. Un único ser que a veces se devora él mismo de tanto amor y pasión, y que agotado busca cualquier pretexto para volver a encender fuego de las cenizas.
    Quién de los dos es mas fuerte? Quién de los dos ama mas?
    Tu pones el combustible y yo la llama, tú eres el agua mansa y yo la tormenta, tú eres la melodía y yo el caos.
    Cuando a veces entre lágrimas te pregunto porqué sigues conmigo si tan poco te gusta mi forma de ser y de vivir la vida, si tanto te molesta mi desorden y mis canciones?, tú me dices, porque sin mi ruido y desorden tu casa estaría vacia, y mi corazón congelado.
    He recorrido tanto camino para estar a tu lado, y a veces me pregunto si he hecho lo correcto entregándote mi vida, acallando a mis caballos salvajes y sueños de recorrer el mundo. Pero cuando te tengo dormido en mis brazos olvido todos mis sueños de juventud y descubro que mi paraiso soñado e inexplorado es tu corazón, el país mas difícil de conquistar del que mas hecho la reina.
    A donde llegará nuestra historia? Ninguno lo sabemos, quizás en alguna de nuestras disputas se rompa el lazo que nos une y volvamos a ser dos extraños, pero mientras tu sigas poniendo el combustible yo seré la llama mas ardiente.

    1. Elisabet dice:

      Muchísimas gracias, Nuria, por tu magnífico relato!! Un beso.

  10. Manuel Olivera dice:

    Tic toc, tic toc. Las 9 y media.
    Allá voló el ramo de cuatro rosas adornadas con un listón rojo; comprado previamente en una pequeña florería ubicada a quince minutos de su departamento.
    -¡Eres un imbécil! ¡¿En qué diablos estabas pensando?!
    Gritó ella. En sus manos, todavía podían verse algunos pétalos de aquel arreglo floral esparcido por todo el piso.
    -¡Ese quiere contigo! ¡¿Es que no te das cuenta?! ¡Te coqueteó toda la maldita noche!
    Reclamó él. Los gritos estaban patrocinados por una cena llevada a cabo 20 minutos antes de la discordia. Comían ella, él y el mejor amigo de ella. Sobra comentar que, en ese momento, dicho amigo se «comió» a la hermosa novia con miradas, gestos, palabras y hasta con los palillos orientales del restaurante japonés. Evidentemente, la paciencia llegó a un punto de quiebre y una batalla de celos inició.
    -¡Eres un pinche inseguro! ¡Yo no puedo estar con alguien así! ¡Si así siguen las cosas, ésto se acabó!
    Peligro. Ahí está, esa condenada frase. Odio esas palabras. El corazón se acelera, «Si así siguen las cosas…», el motor del cuerpo se vuelve loco, «…ésto se acabó», el tiro de gracia. Ultimátum. Así no.
    Tic toc, tic toc. Se acercan las 22 horas.
    Celos, cinco letras con la capacidad de asesinar cualquier momento romántico, cualquier indicio de amor. Pequeño demonio que se esconde en las penumbras del inconsciente esperando el momento oportuno para salir y desgarrarnos los huesos.
    -No… espera… yo no quería… lo siento… me precipité.
    Él tartamudea. Dice todo y a la vez, nada. Las palabras se amontonan en su boca impidiendo decir alguna frase coherente, sólo se escuchan esbozos de ideas.
    -Es que no entiendes que te amo, ¿qué más quieres que te diga?, ¡soy sólo tuya caraj…!
    Él la interrumpe con un beso. Le roba un beso a su novia. Se apartan. Ella con ojos de sorpresas y él mirándola fijamente para después de decirle: «Yo también te amo». ¡El punto de inflexión!
    Un beso robado dio paso a una serie de besos apasionados. Roces, labios, respiración agitada, la ropa cayendo de esos cuerpos deseosos, hambrientos del uno y del otro.
    Mientras el escarceo estaba en su apogeo, la mano de él alcanzó el control remoto del estéreo. Sí, el sexo es mejor con música. Dale play, que salga lo que sea, que el estéreo toque lo que quiera.
    Disco 1, track 1. «…Patrón cierre la puerta ¿por qué mira asombrado? Le compro los juguetes que tiene en el bazar…» Como anillo al dedo. A instantes de dar las diez de la noche, el tango ofrece un ambiente perfecto para una escena erótica.
    El ambiente soslayó los tres puntos suspensivos que él había dejado en su mutua historia. Imaginarse que ella estuvo a punto de borrar dos.
    -Te amo demasiado. Me encantas. Hazme tuya, por favor, hazme tuya.
    Ella está fuera de sí, extasiada de placer, él en el mismo estado.
    «… Al bazar de los juguetes, cuántas veces de purrete me acercaba para ver, para ver de allí de afuera, desde atrás de la vidriera lo que nunca iba a tener…» No pueden más. Dos personas, dos almas unidas en un clímax de deseo y pasión. Gemidos y movimientos ardientes enaltecen y enmarcan la belleza del momento.
    Terminan. Allí están, dos cuerpos sudorosos acostados en la cama. Uno, durmiendo plácidamente y el otro reflexionando sobre lo sucedido. Él se voltea, posa su rostro frente al de su novia y dice para sí mismo: «Henos aquí, dos entes que hace media hora protagonizaban una batalla campal y, ahora, somos dos seres postrados frente a frente, jurando no separarnos de este sendero que queremos construir juntos. Heme aquí, queriendo entender lo inentendible, tratando de explicar lo inexplicable. Lo único que tengo claro es que, frente a mí, tengo a la mujer que he elegido amar. Sí, el amor es una cosa ilógica».

    (Sí, viví ésto con mi novia hace unas semanas. Bueno, de lo malo hay que aprender. Saludos y gracias)

    1. Elisabet dice:

      Muchísimas gracias por tu relato con moraleja!!! Un beso fuerte, Manuel!!!

  11. Marisa Hdez dice:

    Lo nuestro era una de esas relaciones intensas, polos opuestos que se atraen. Fue tan fugaz como apasionado. Nos conocimos por medio de unos amigos, él era un poco creído y vacilón, seguro de sí mismo; todo lo contrario que yo. De hecho, desde el primer momento no lo pude aguantar.

    Fue un fastidio ver como cada vez aparecía con más frecuencia en nuestras reuniones de amigos y ver como intentaba acercarse a mí con las típicas bromas para ligar. Yo siempre me mantuve firme y más bien antipática. Pero un día todo empezó a cambiar, no es que él hubiera hecho algo diferente, pero sí quizás su insistencia lo que hizo que acabara sucumbiendo a sus besos y abrazos.

    Empezamos a salir…y también a chocar…Aunque nos atraiamos tanto, que la más áspera discusión terminaba en una reconciliación maravillosa, llena de palabras cariñosas y caricias.

    Eramos una pareja peculiar, nadie confiaba en lo nuestro… Y llevaban razón. Pronto pude descubrir como él tonteaba con otras chicas, no pasaba a más, pero era algo tan frecuente y evidente que no pude más, y esa discusión fue la definitiva.

    Las lágrimas no pararon de aparecer en mis ojos, duraron días, semanas y meses. Cada vez que recordaba nuestros momentos más especiales no podía evitar que apareciera esa nostalgia.

    Pasó un año hasta que nuestras miradas volvieron a cruzarse, mi corazón dio un vuelco y se puso a latir a mil por hora. Nos saludamos cordialmente, no quería parecer grosera pero tampoco quería dar signos de acercamiento. Sin embargo, saltaron chispas. Me llamó muchas veces hasta que consiguió convencerme para encontrarnos a solas. Desde entonces, no hemos dejado de vernos, lo llevamos en secreto, no queremos comentarios.

    Hacemos lo que queremos, no somos novios ni sólo amigos, no estamos con nadie más pero tampoco nos comprometemos para no hacernos daño.

    No puedo vivir con él ni estar sin él, imanes que se atraen, poción de amor envenenada.

    1. Elisabet dice:

      Hola Marisa, la tuya es una historia que se repite… Muchas gracias por compartirla!!! Un beso

  12. María Rosa dice:

    Tres años de separación lleno de rencores, peleas y los alejo.
    Celina y Pablo no volvieron a verse, ni lo intentaron. Y la vida, vieja juguetona, quiso reírse de ellos y una tarde de lluvia, Celina se resguardaba de la tormenta que empujaba con furia paraguas y polleras, él caminaba apurado rumbo al garaje a buscar su coche, tropezó con una baldosa levantada y cayó de rodillas ante su ex amor; se encontraron, se descubrieron.
    Fueron a tomar un café como antes. Pablo la encontró más bonita el pelo claro, había algo diferente en ella que no pudo descubrir y le interesó. Celina lo halló más serio, maduro, hablaba con suavidad, aquella voz estridente que tanto la molestaba había cambiado.
    Él se ofreció llevarla hasta su casa, en el viaje ella lo invitó a cenar. Prepararon juntos una comida rápida, celebraron el encuentro con una copa de vino helado y sin saber cómo se besaron y se volvieron a besar y el sabor era otro, hasta el abrazo fue diferente, es que la vida seguía jugando al amor con ellos.

    El primer rayo de luz mañanero los despertó. Se levantaron apurados el sabor de la pasión perduraba, no querían separarse, pero la oficina la esperaba a ella y el estudio de arquitectura a él.
    Pablo fue a la cocina y con toda pereza preparó el café, un grito de Celina lo sobresaltó, corrió a la habitación y la encontró riendo, al verlo, dijo abriendo los brazos:
    —Es sábado.
    Y volvieron al amor.

    1. Àngels dice:

      Muy bonito María Rosa. Lo cierto es que cuando has amado a una persona siempre queda un rescoldo de esa llama que necesita bien podo para avivarse.
      Un beso y gracias por participar!

  13. Àngels dice:

    Muy bueno José Ignacio!

    1. ALVARO dice:

      hola chicas. Me gustaría que supieseis que este relato esta cogido de internet. No sé hasta que punto es legal eso, pero los que de verdad nos estrujamos los sesos para hacer un buen relato nos sentimos ofendidos, ya que todos podriamos copiar y pegar. Está sacado de aquí.

      http://relatohiperbreve.blogspot.com.es/2012/04/esto-no-hay-quien-lo-entienda.html

      1. Àngels dice:

        Gracias Alvaro! Ya lo hemos sacado.
        Besitos!

  14. César dice:

    Mi mujer y yo llevamos 30 años felizmente casados, aunque como todas las parejas que se aman y conviven tenemos nuestras discusiones. La mayoría de nuestras discusiones, que son muy pocas, las causan nuestras familias. Una vez yo me enfadé muchísimo porque mi suegro vino a casa y nos contó que le iba a regalar el vestido de primera comunión a uno de mis sobrinos, cuando no lo hizo con nuestros hijos. Cuando mi suegro regresó a su casa yo le comenté a mi mujer el detalle y le dije que no se lo iba a perdonar, ella se molestó mucho por lo duro que estaba siendo y trató de explicarme los motivos de estas diferencias, pero yo no quise escucharla y me fui a la cama. Estuvimos unos días evitándonos, ella estaba cada día más apagada y yo que soy muy orgulloso no quería dar mi brazo a torcer. Un día, nuestro hijo pequeño, entró a la cocina mientras mi mujer hacía la cena y vino llorando al salón, qué te pasa? Le pregunté yo, que no me gusta ver tan triste a mamá, me dijo. Me llegó al alma y me di cuenta de lo cabezota que puedo ser algunas veces. Le dije que no se preocupase, que ya vería cómo se ponía contenta. Fui a la cocina, ella no me oyó entrar, le agarré por la cintura, se giró y nos dimos un beso muy largo que sellamos con lágrimas y un abrazo, nos prometimos que no dejaríamos que nuestras familias volviesen a hacer que discutiésemos y así ha sido.

    1. Àngels dice:

      Es una muy buena decisión César. Gracias por contárnoslo.

  15. Simón dice:

    Os cuento una pelea que tuve con mi novia, ella me contó que un compañero de trabajo le había dicho que era una chica 10, cosa que yo también opino, así que me puse muy celoso y me enfadé con ella, le dije que entendía que siguiese conociendo gente, porque llevábamos poco tiempo juntos, ella se quedó callada y casi empieza a llorar, no podía dirigirme la mirada de lo decepcionada que estaba en ese momento conmigo. Entonces yo me di cuenta del grave error que había cometido, no quería hacerle daño 🙁 me acerqué a ella al momento, le di un abrazo muy fuerte y le pedí que me perdonase. Ella me miró, apoyó su cabeza en mi hombro y comezó a llorar, me devolvió el abrazo y me perdonó,

    1. Àngels dice:

      Los celos son muy malos Simón. Porque culpamos de ellos a los demás y son producto sólo de nuestra inseguridad y desconfianza. Pero ahora ya lo sabes.
      Besos a los dos!

  16. chari dice:

    Al leer vuestro reto me acordé de mi amiga Marisa, lleva toda la vida con Gonzalo, tienen 45 y 48 años respectivamente, son los típicos novios de toda la vida, los de para siempre. Son un matrimonio normal, apenas discutían, tan solo roces de la convivencia. Pero la dichosa crisis les ha afectado bastante de lleno, el perdió su trabajo hace ya casi tres años, y lo están pasando bastante mal. Y claro, su vida íntima también se ve afectada. Vamos, que no tienen ganas de nada….Sus dos hijos son dos soles Sofía mi ahijada de 12 años y Raúl un adolescente que puede ser el relevo de mi querido Íker casillas. Hace un par de semanas tuvieron una fuerte discusión, y ella llorando me contaba como su hija trataba de calmarles, “mamá deja de llorar, no puedo soportarlo más, a mi también me está destrozando todo esto. Sé que todas las cosas horribles que le has dicho a papá no las sientes, sólo os peleas por dinero, pero os vais a perder el uno al otro, y yo no quiero que se destruya mi familia, ¿no podemos arreglarlo?¿no podemos ser una familia? Yo sé que os queréis, y no voy a dejar que os perdáis” A mi claro, también me estremeció, no sabía que tan mal estaban, pero continuó contándome lo que a los días hizo su hija, mi adorada Sofía. Ella misma les preparó una encerrona, los sentó a los dos y les hizo escuchar una canción de su cantante favorita, y la letra decía algo así:
    “…tienes que saber que donde hay deseo van a haber llamas, donde hay llamas alguien se puede quemar, pero solo porque te quemes no significa que te morirás, tienes que, levantarte e intentarlo, intentarlo….”Marisa, terminó contándome como los dos acabaron llorando, abrazándose …como hacía mucho, como hacía demasiado.Les deseo lo mejor, amor tienen de sobra, el resto, poco a poco saldrán.Seguro.

    1. Elisabet dice:

      Hola Chari, un precioso relato. Me llama la atención la actitud tan adulta de la pequeña Sofía. Un beso muy fuerte para ti y también para tu ahijada…

  17. Mimi dice:

    Una historia con nombre de fragancia.

    Nos conocíamos desde hacía años, sin embargo no lo «vi » hasta aquella tarde. Teníamos una relación cordial aunque para mí, sencillamente no era nadie en particular. Ese mismo día, por la mañana, entré en la perfumería del barrio y probé un perfume distinto al que uso desde hace años. Empolvado, elegante y dulce. Así catalogué ese nuevo aroma. Horas más tarde me reuní con mis amigos, él también estaba allí. Alguién me dijo: «-¡Qué bien hueles!.- Y antes de que yo pudiera contestar él se anticipó y contestó: «-¡Sí pero no es la suya…». Le miré, sorprendida por su respuesta pero él pareciá estar distraído con su copa en la mano, como si lo que acababa de decir no fuera importante. Sí lo fue para mí. ¿Cómo sabía que no era mi fragancia habitual; cómo se había dado cuenta de que yo esa tarde llevaba un perfume distinto? Me extrañó su respuesta pero lo realmente extraño, es que yo acabé por comprarme sin saber el motivo, aquella nueva fragancia días después.

    Volvió a pasar el tiempo. Llego la Navidad. Comidas, cenas y cañitas con los amigos. En una de esas volvimos a coincidir. Ninguno de los dos se acercó al otro. Yo, y no por casualidad, llevaba aquella nueva esencia en mi piel que asociaba con su nombre por alguna razón. La cena no dio para mucho y decidí marcharme. En cierto modo me sentía defraudada; enfadada conmigo misma. ¿Por qué? Y entonces lo entendí. «No se puede ser más boba, me dije». Había pasado absolutamente invisible ante sus ojos. !Fracaso total.! Antes de llegar a casa, miré mi móvil. Tenía un mensaje. Era él. No sé si fueron las copas o esa pseudofelicidad que todo el mundo siente por esas fechas. Decía: «-¿Por qué te has ido?. Echo de menos tu perfume, y a ti».

    Fue así, con ese gesto simple y cotidiano de perfumarme como entró en mi vida.

    1. Elisabet dice:

      Pero qué bonito y qué propio de belleza activa!!!!!! Un beso fuerte y gracias por compartir tu historia con nosotras!!!!!

  18. Laura dice:

    Como bien habeis dicho todas las parejas tienen momentos amargos :
    Un dia hablando con mi pareja actual saque un tema que me andaba por la cabeza hacia ya dias .. Ultimamente le notaba algo extraño no sabia si era por el estres de estar sin trabajo , pagos , facturas o porque tenia algun problema conmigo .. Despues de varios dias comiendome la cabeza me atrevi a preguntarle porque estaba tan distante conmigo , si habian cambiado sus sentimientos hacia a mi ? .
    El se quedo callado cosa que aun me dio mas miedo . Insiti de nuevo y le volvi hacer la pregunta ya cambiando el tono de voz ..
    El me respondio que estaba confuso , que sentia que me queria mucho pero que algo le habia hecho bloquearse , que no sabia que , que el notaba que estaba raro conmigo y que no merecia eso..
    Cuando escuche esas palabras os podeis imaginar como me puse de triste , inmediatamente le pedi que me llevara a mi casa que necesitaba estar sola y meditar que habia hecho mal o que habia podido bloquear la relacion .
    Estando ya en el coche sin mediar palabra ( el conducia y yo me quedaba mirando el cielo mientras alguna lagrima se me salia ) . En un momento el me mira y me dice que no llore que no quiere verme mal que le rompe el corazon ..
    Yo le respondi : – como pretendes que no este mal si la persona de la cual estoy enamorada , no sabe si el lo esta de mi !
    A lo que el respondio : – no es eso yo te quiero mucho y me encanta cuando estoy contigo pero algo me ha hecho que el sentimiento no crezca mas ..
    Al escuchar esas palbras comence a llorar mas y mas …
    Llegando a mi casa el me dijo que necesitaba hablar conmigo tranquilos pero yo estaba tan cegada de la tristeza que le pedi que no volviese nunca mas a llamarme , que no queria saber mas nada de el …

    Al escuchar esas palabras su reaccion fue llorar ,( me partio el alma verle asi , era la primera vez que le veia llorar ) entre lagrimas me dijo que no me queria perder que no sabia que habia sucedido oppero que tenia claro que el queria estar conmigo …
    En ese momento se me olvido todo y le abrace le dije que no sucedia nada que juntos ibamos a superar ese momento …

    Despues de 3 meses , el ha encontrado trabajo y puedo asegurar que la relacion esta mucho mejor que nunca , que ya no esta ausente .. Y hace poco me dice Laura ya se que me sucedia estaba tan bloqueado con mis problemas personales que los lleve en el ambito de la relacion !

    Consejo : las cosas es mejor hablarlas y no dejar que la relacion se enfrie , muchas veces son tonterias que se pueden solucionar .

    1. Elisabet dice:

      Muchas gracias, Laura, por compartir con [email protected] tu historia, pero sobre todo gracias por el consejo final. Estoy segura que la mayoría de problemas que tenemos con quienes nos rodean es por falta de diálogo… Un beso!!!

  19. ALVARO dice:

    Solo tuvimos una estúpida discusión que duró de martes a miércoles (si lo sé, es que soy tan cabezón..) pero que acabó con una gran reconciliación. Tuvo lugar en la cena de navidad de empresa de mi chica. Empiezo:
    – Alvaro- me dijo Jazmin por enésima vez en los últimos treinta segundos.
    – ni Alvaro ni leches- le dije enfadado.- No pretendas que el viernes te diga «Adiós, que te lo pases bien» «Ah por supuesto no me pongas los cuernos con cualquier compañero que cene a tu lado»- le dije .
    – ¿Y por eso te has puesto como si yo fuera un monstruo por quedar con mis compañeros de trabajo en la cena de empresa un viernes por la noche?- me dijo aguantándose un poco la risa.
    – Pues a mi no me hace gracia Jazmin, puedes hacer lo que te de la gana, al fin y al cabo esa es tu vida no yo- le dije.- Si quieres salir de copas ¡Pues sal!- al final me encendí y me salió el mal genio que nunca había tenido con nadie.
    – ¡Alvaro! No te atrevas a decir esas cosas- me dijo subiéndome la voz.- Tú eres mi vida, yo no puedo vivir sin ti. Si no quieres que vaya a la fiesta dímelo y no iré, pero no me montes una escena y comiences a decir estupideces- me dijo enfadada.
    – Pues si digo estupideces es que soy un estúpido así que, ¡aléjate de mí!- le grité y cerré la puerta de nuestra habitación con pestillo para que no entrara en toda la noche.
    A la mañana siguiente no me hablaba, no me extraña, me había pasado mucho, pero es que tuve claramente un ataque de celos en toda regla. Ella durmió en la habitación de invitados.
    Cuando llegué de trabajar ella ya estaba en casa, cosa rara.
    – ¿Qué haces aquí?- le pregunté, pero sonó fatal.
    – Ya sabes, he venido para tirarme a uno mientras tu estabas en el trabajo- me dijo cortante y prestando la atención otra vez en la tele.
    Me dí cuenta que le sentó mal lo que le dije la pasada noche.
    – ¿Has comido?- le dije en plan amable.
    – Si- me respondió.
    Me preparé la comida y me pasé viendo la tele toda la tarde.
    Después por la noche la cosa no mejoró y se durmió en el sofá en la hora de cenar, así que no le hice la cena.
    Me fui a dormir temprano.
    Sobre las doce de la noche se levantó porque tenía sed, se iba a la cocina, pero cuando abríó la puerta del salón se tropezó conmigo y se cayó al suelo.
    Encendió la luz del pasillo.
    – Alvaro ¿Qué haces durmiendo en la puerta del salón?- me dijo sorprendida.
    – Es que estaba demasiado lejos tuyo y te echaba de menos, así que decidí dormir lo más cerca posible de ti le dije sincero.
    Y con esas palabras no pude más y toda mi cabezonería y celos se fueron abajo.
    De mis ojos se escaparon lágrimas de tristeza por haber provocado esto.
    Nos os puedo o debo contar que pasó luego. Todo fue maravilloso y nos prometimos no irnos a la cama nunca sin arreglar un problema y os recomiendo a todos que no dejeis pasar días enfadados ya que el muro entre los dos se puede hacer más grande, en cambio en la cama un piececito o un abrazo puede arreglar el mundo.

    1. Àngels dice:

      ¡Los celos son malísimos Álvaro! Pero ahora ya lo sabéis ambos. Gracias por contarnos tu historia y ser tan sincero. Un beso fuerte a los dos y ¡adelante! que acabáis de empezar.

      1. ALVARO dice:

        gracias a vosotras¡¡¡¡ La verdad que eso que las reconciliaciones son buenísimas.

        1. Elisabet dice:

          Cierto!!! 😉

    2. ALVARO dice:

      muchas gracias Nuria a ti también por tus palabras. Estamos fenomenal ahora. Sabes, es una cosa que me salió de dentro por infravalorarme y claro como estoy en paro ahora, la cabeza me hacía ver cosas que no existían. Espero que este año vaya mejor para todos. Un abrazo.

  20. Ire Castillo dice:

    «Ámame, ponme contra las cuerdas, quiéreme como si fuera la primera vez y nadie te hubiera hecho daño. Déjame temblando y con el corazón en pedazos. Vuelve y bésame de nuevo. No prometas algo que no cumplirás. Mírame y dame en silencio más de lo que nunca podré pedirte.»

    Clavé mi mirada en tus pupilas, sabiendo que no volveríamos a vernos de esa manera. Cuando el amor duele hasta hacerte tiritar, no hay nada más que perder. ¿Merece la pena seguir intentando tensar esa cuerda que acabará por romperse sólo por el placer de quemarnos las manos? Quizás por costumbre, por un mal hábito que nunca debimos adquirir.
    En mi cabeza repetía una y otra vez las palabras que quedaron por decir, los abrazos que nunca nos dimos, y los recuerdos que jamás llegaríamos a vivir.
    ¿Sabes? Hay veces en que todo no llega a ser suficiente.

    1. Àngels dice:

      Precioso Ire. Bello y doloroso como el mismo amor. Muchísimas gracias por compartirlo.

  21. Sara dice:

    Le conocí en una discoteca y estuvimos hablando toda la noche fue un flechazo ya que no nos separemos y nos fuimos juntos, pero mi amiga que iba borracha me lo robo. La semana siguiente no paro de llamarme y decir que quería quedar conmigo, Le hice esperar 1 mes. Me invito a Cenar y me regalo un ramo de rosas, no duremos mucho, pero fue bonito mientras duro.

    1. Àngels dice:

      Gracias Sara!

  22. isabel dice:

    Mi pequeño pero intenso relato,es la historia de un amor tan cerca,pero tan lejos ,puesto que el era aleman y yo española ,habia un gran amor de pormedio ,pero tambien una gran distancia y todo ello llebo a muchos mal entendidos y pequeñas dicusiones ,incluido el idioma que el no dominaba ,pero que yo tampoco y todo eso hizo que hubiera un gran distanciamiento entre el y yo, mucho mas que la propia distancia geografica ,pero como se suele decir el amor todo lo puede y el me sorprendio en un aeropuerto con una flor en la mano y un tequiero en español ,por mi, por ese amor, apredio español en un tiempo record y cambio su vida por amor

    1. Àngels dice:

      Felicidades Isabel! Ya dicen que el amor todo lo puede!

  23. Carmen González dice:

    Yo siempre he sido una firme defensora de que el amor no entiende de edad, pero siempre me había parecido algo extraño que la chica fuera mayor que el chico en una relación. Hasta que lo conocía a él. No sé cómo ni cuándo sucedió, pero, poco a poco, nuestro buen rollo se convirtió en algo más de pronto nos veíamos tonteando a cada momento.
    Quisimos intentarlo. Ambos éramos muy distintos, como la noche y el día vaya. Yo soy muy paciente y él es muy «pasota» e independiente por lo que chocábamos en muchos momentos incluso por cosas muy pequeñas y tontas. Nos lanzamos pullas continuamente y la gente a nuestro alrededor se encuentra en tensión.
    Pero he descubierto que es cierto que los polos opuestos se atraen y no podemos estar completos el uno sin el otro. Cuando nos miramos saltan chispas y la combustión de estas desprenden el aroma del amor.

    1. Elisabet dice:

      Muchísimas gracias, Carmen, por tu comentario lleno de chispas y amor!!

  24. Carmen dice:

    Mi relato no trata de un momento de enfado y reconciliación, sino de una vida en común con una mala racha que sirvió para unirnos aún mas.
    Llevábamos ya unos años casados cuando por circunstancias como el exceso de horas de trabajo,la rutina, o los problemas económicos, decidí equivocadamente romper con la única parte de mi vida que me aportaba algo bueno, pero que se le va a hacer, todos nos equivocamos alguna vez y mas cuando estamos agobiados.
    Tras un tiempo de separación, ordenar unas cuantas ideas, y darme cuenta de que había apartado de mi lo mejor que tenía en mi vida, le propuse volver a estar juntos, y él me contestó que nunca se había sentido separado de mí.
    Ya han pasado varios años de aquello y desde entonces nuestra relación es mas fuerte, hemos aprendido a no culpar al otro de las zancadillas que a veces nos pone la vida y a valorar el hecho de tener alguien al lado y superarlo juntos.
    Hubo quien nos decía que segundas partes nunca fueron buenas, pero en nuestro caso no solo ha sido buena, por el momento es mejor.

    1. Elisabet dice:

      Hola Carmen, nos alegra mucho que tu segunda parte sea mejor que la primera. Es de las caídas de lo que se aprende… Un beso!!!

  25. Elisabet dice:

    Hola Núria Pilar. A medida que leía tu relato se me iba encogiendo el corazón, sin embargo las últimas líneas me han hecho respirar aliviada. Me encanta el final de tu última frase: «sólo desprendemos amor y somos amor, para el uno y para el otro«. ¡¡Eso es maravilloso!! Gracias por tu relato escrito con el corazón!

    1. Elisabet dice:

      Felicidades!!! 😉

  26. Alba dice:

    Yo tengo una de esas anécdotas que no se le olvidan a una, ya hace 3 años de ello y todavía recuerdo ese nudo en la garganta y ese hormigueo que recorre el cuerpo cuando sientes en primera persona el amor hacia a una persona. Yo tengo una relación muy pasional, de esas que lo mismo estás riendo y amando a tu pareja , que de repente te estás tirando de los pelos con él por una discusión tonta…
    Un día yo llevaba todo el día enfadada y triste por las peleas que había tenido. Era nuestro aniversario, no entendía como podía haberse olvidado y no había venido todavía a disculparse. A las 11 de la noche vino a,mi casa en moto totalmente ajeno a todo, me acerqué y le reproché a gritos todo. Él asentió como si nada, y justo en el momento en el que más no podía gritar de la rabia, abrió el maletero de la moto sonriendo, y me entregó una carta enrollada con un anillo de aniversario.
    Me leyó su maravillosa carta y me puso el anillo, y me explicó que llevaba días agobiado por el trabajo, buscando tiempo para hacerme algo especial. Me puse a llorar y le besé emocionada. Y nos perdonamos de la mejor manera después. Hoy en día lo recordamos riendonos de ello, porque cuando discutes por nada, vale con ver la sonrisa del otro para preguntarnos ¿ qué estamos haciendo ?

    1. Elisabet dice:

      ¡¡Eso es lo que tiene ser pasional, Alba!! 😉 Un gran beso para ti!!!

  27. patricia ponce dice:

    tengo que escribir un relato sobre una discursion que termino en amor?
    o sobre una discursion que terminó con el amor?

    1. Elisabet dice:

      Pues en un principio el mensaje nos gustaría que fuese el primero, una discusión que finalizó con un apasionado encuentro amoroso, sin embargo si quieres aportar una historia en la que el final fuese el contrario, no seremos nosotras quienes te digamos que no. Un gran beso!

  28. ALVARO dice:

    precismante acabo de tener uno en estos días. A ver si me pongo a redactarlo. Oye chicas, puedo poner diálogos en el relato para hacerlo más vivo?

    1. Elisabet dice:

      Naturalmente!!!

  29. Gloria dice:

    Mi marido y yo llevamos veinte años juntos y discutimos bastante, aunque nos queremos muchísimo.
    Al principio de nuestra relación, cuando el amor es más apasionado, me invito a comer en un restaurant del puerto de Arenys de Mar, era verano y hacía calor. Tomamos sangría y sin querer me tiró una copa llena por el pantalón(llevaba unos pantalones blancos), yo me enfade muchísimo, él me dijó que lo sentía, que no había sido su intención, que me quería y que era la persona que él había estado buscando, después de oir esto se me pasó el enfado y fuimos a la playa.

    1. Àngels dice:

      No me extraña que se te pasara el enfado Gloria. Gracias por contarnos tu historia y estrenar este concurso de relatos cortos.
      Un beso!

  30. angeles dice:

    No voy a participar porque no tengo ningún relato interesante.

    1. Àngels dice:

      Lástima Angeles. Otra vez será!

  31. Caty dice:

    Qué cierto es lo que decís, nada ilumina tanto un rostro como el amor. Me dijo algo parecido hace años una esteticista. Salía de su gabinete una señora que sufría depresión y me comentó la esteticista que usaba los mejores tratamientos, pero no lucían. Que lo que necesitaba de verdad era amor… Un beso chicas!!

    1. Àngels dice:

      Qué razón tenía tu amiga esteticista! Un beso genera tantas reacciones y cambios en nuestro organismo! Y uno de ellos es esa felicidad que ilumina la piel y la mirada.
      Besitos Caty y gracias por contárnoslo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *