Estoy embarazada, ¿peligran mis dientes? ¡Te lo explicamos!

8
clinica-arino-bellezaactiva

Clínica Ariño

¿Cómo afectan las hormonas del embarazo al estado de nuestros dientes? Siete de cada diez embarazadas sufren alguna enfermedad bucal producida por los altos niveles hormonales típicos del estado de gestación. Sangrar al cepillarse los dientes, mal sabor de boca o caries son algunos de los síntomas más frecuentes. Pero…. ¿es verdad que el cambio hormonal del embarazo nos puede costar alguna pieza dental o que no es recomendable realizar radiografías bucales para no dañar el feto? Clínica Ariño nos descubre los mitos y verdades en torno al embarazo y los dientes. 

  1. Las embarazadas, por su alto nivel de hormonas concentradas, tienen más posibilidades de sufrir dolor, inflamación o sangrado de sus encías al cepillarse, síntomas principales de la gingivitis. VERDAD 
  2. Los vómitos debilitan el esmalte, haciéndolo más susceptible a las caries. VERDAD
  3. “Cada hijo me costó un diente”. MITO. Es un dicho popular sin ningún fundamento. Si se mantiene una buena higiene bucal y se hacen revisiones periódicas por su dentista de confianza no tiene porqué suceder.
  4. El bebé obtiene el calcio de los dientes de la madre. MITO. En realidad, el bebé consigue el calcio que necesita de los alimentos y los huesos de la madre.
  5. Con los antojos, las embarazadas abusan de los azúcares y las comidas dulces, que aportan un alto riesgo de padecer caries. VERDAD. Para evitarlo, es imprescindible mantener una dieta equilibrada y una correcta higiene bucal.
  6. Durante el embarazo, no se deben hacer ni tratamientos ni radiografías dentales, ni recibir anestesias para evitar lesiones al fetoMITO. Es verdad que en el primer trimestre se ha de tener más cuidado, pero ir al dentista no presenta ningún problema para la gestación. En el caso de las radiografías dentales, basta con tomar precauciones como utilizar un delantal de plomo para proteger al embrión.
  7. Las malas digestiones, el ardor de estómago, los vómitos o los cambios en la composición de la saliva pueden producir mal sabor de boca o alientoVERDAD
  8. Sequedad en la boca o exceso de salivación son los efectos contrarios que pueden sufrir las gestantes. VERDAD. El segundo es poco probable, aunque puede ocurrir en el primer trimestre del embarazo.

Quizás también te interese leer…

 

Deja aquí tu comentario

8 comentarios

  1. avatar
    maria pilar melendez simon on

    Un post muy acertado que seguro que resuelve dudas a las futuras mamas, ademas es muy cierto, tuve mas cantidad de sarro y en el embarazo acudi mas veces al dentista para eliminarlo, tambien habria que decirles a las futuras mamis que si tienen mal la vista hasta unos meses despues del embarazo que no se graduen la vista porque hay cambios debido a las hormonas y les saldran unas graduaciones que luego no tienen, lo digo por experiencia, un besico

    • avatar

      Menos mal que el embarazo (y todos sus inconvenientes) viene asociado a la felicidad de tener hijos… aunque en ocasiones… Jajajaja!! Un beso María Pilar!!

  2. avatar
    MARIA PILAR ORTIZ RUIZ on

    pues a mi me paso que con el embarzo de mi hija se me rompieron muchas muelas y casi no tengo, tube que poner protesis arriba y abajo, no se pudo recuperar ninguna pieza ya que se partian, cierto es que no iba al dentista ya que desconocia que era por eso 🙁

    • avatar

      Pues vaya, María Pilar! 🙁 Ahora a ponerle solución… tener los dientes en perfecto estado es fundamental para la salud! Un beso!!